Comentarios recientes

    Categorías

    ¿Dar o recibir?

    By 3 años ago
    Home  /  ong  /  ¿Dar o recibir?

    Después de llevar ya años viajando a Uganda, a nuestra “Babies Home”, me he preguntado muchas veces cuáles son nuestras prioridades en la vida para ser felices y si las buscamos de forma equivocada.

    Antes de continuar, quiero hacer un breve resumen de la situación de los niños en Uganda:

    Uganda es un país que todavía no ha visto el fin de problemas que han tenido graves consecuencias para los niños, como la guerra, el hambre, el VIH… Los derechos de los niños siguen siendo el objetivo de una lucha constante y su situación es muy grave. La población de 0 a 14 años es del 49% y la mortalidad en menores de cinco años del 90%. Más de un tercio de la población vive bajo el umbral de la pobreza y los niños son las principales víctimas, ya que las familias, al no poder garantizar el bienestar de sus hijos, éstos acaban abandonados o viviendo en la calle. En lo referente a la educación, es un privilegio al que muy pocos pueden acceder. Muchos niños ni siquiera tienen identidad oficial ni nacionalidad, ya que se informa oficialmente a las autoridades públicas de 1 de cada 5 nacimientos; esto supone una dificultad añadida para los niños, ya que  al no existir ante la ley no pueden disfrutar de ningún derecho.

    20130811_173239

    Una vez hecho este paréntesis y viendo la situación de los niños sería lógico pensar que su nivel de felicidad es prácticamente nulo. La realidad, compartiendo con ellos el día a día, es totalmente distinta. Es cierto que necesitan mucha ayuda porque si no, su futuro sería bastante incierto, pero en lo que se refiere a felicidad…, ya nos gustaría a muchos, viviendo donde vivimos, teniendo todas la cosas que tenemos, con una alta calidad de vida…. disfrutar de la alegría que desprenden nuestros niños y no sólo ellos, también los adultos en general.

    Voy a contar una anécdota que me ocurrió el año pasado antes de viajar a África: fui a la farmacia a por medicinas para llevar como hacemos siempre; me dijeron que tenían cajas de antidepresivos, por si me los quería llevar. Casi me da la risa. En seis años, lo que menos he visto, mejor dicho, lo que no he visto nunca, es a nadie deprimido.

    En este ambiente de optimismo y armonía con el que convivimos todos los que tenemos la suerte de compartir parte de nuestro tiempo con los niños, lo que pienso, es que son ellos los que nos ayudan a todos los que decidimos ir a uno de estos países que llaman del “Tercer Mundo”; creo que es una idea que comparto con todos los voluntarios y todas las personas que nos ayudáis para intentar ofrecer a los peques un futuro con posibilidades. No hace falta ser nadie importante para cambiar el mundo de unos pocos; con muy poco se puede cambiar mucho, y no me refiero solo a lo económico, tengo la suerte de ser testigo de cómo un gesto o un pequeño detalle puede dejar huella.

    SAM_4364

    El dinero es importante para poder conseguir todo lo que estamos haciendo con los niños que llegan a la “Babies Home”, por supuesto, lo que tengo claro es que el concepto dinero-felicidad no van unidos, quizá porque lo gastamos en cosas equivocadas o en nosotros mismos; lo que realmente hace felices a estos niños es, una vez cubiertas sus necesidades básicas,  tener una actitud positiva ante la vida y sentirse queridos. El bienestar económico por sí solo no nos va a dar ninguna felicidad. Es necesario contar con el otro para ello, ponerse en contacto con él, conocer sus problemas y ponerse manos a la obra para ayudar en la medida de lo posible. Quiero pensar que todos los que ayudamos en este proyecto, sea de la forma que sea, es por un deseo de hacer algo por alguien y que seguro que da más plenitud y sentido a nuestra vida, aunque la realidad es que nuestros niños son los que hacen mucho por nosotros con su agradecimiento, sus sonrisas, su optimismo, su cariño, su sensibilidad, sus ganas de aprender y su actitud ante la vida.

    Los que trabajamos día a día en este proyecto, en el que las palabras se transforman en acciones, nos permiten compartir con vosotros nuestras historias y sobre todo poder aprender cada día un poco más de nuestros niños.

    SAM_4812

     

    Montse .-

     

     

    Categories:
      ong, Sin categoría
    this post was shared 0 times
     1200