Kikaya Junior School

Uganda es un país donde la edad media es de 15 años. Esto implica que es una comunidad muy  joven y la educación es la única base posible para su desarrollo. Por ello, construir un…

Uganda es un país donde la edad media es de 15 años. Esto implica que es una comunidad muy  joven y la educación es la única base posible para su desarrollo. Por ello, construir un colegio de calidad en la zona se convirtió en una prioridad.

Y así fue como a  principios de 2018, nos planteamos este nuevo reto:

Construir un Colegio de primaria en la zona de Kikaya.

Hasta entonces, los niños no contaban con ninguna escuela de calidad, y debían levantarse a las 5:30 de la mañana para cruzar el lago, y poder llegar a tiempo cuando comenzasen las clases. Por este mismo motivo, muchos de ellos estaban sin escolarizar. Por ello, y dada la enorme pobreza de las familias de la zona, decidimos hacer un cole donde todos los niños pudiesen asistir, independientemente de que tuviesen o no dinero para pagarlo.

Y así, en febrero de 2019, inauguramos Kikaya School, un cole de Infantil y Primaria que comenzó con 300 niños pero fue tal el éxito que a día de hoy ya son más de 600.

 

Queremos desde aquí dar las gracias inmensas a “Publicitarios Por”, un grupo de personas del mundo de la Publicidad que cada año organizan un evento solidario en el que movilizan a toda la profesión para recaudar fondos. En el año 2018 y 2019, esos fondos fueron para financiar la construcción de Kikaya School. Desde entonces, su compromiso ha ido creciendo y han conseguido que la mayoría de las empresas del sector sean madrinas mensuales del proyecto. Ello nos garantiza el poder asumir  todos los gastos del mantenimiento del colegio año tras año. Sin ellos, este proyecto no sería posible.

Que 600 niños acudan a nuestro cole no es solo una oportunidad de educación para ellos. Es mucho más. Es tener las comidas aseguradas (cosa que muchos de ellos no tienen asegurado en sus casas), es tener atención, es saber que si se ponen malitos les llevamos inmediatamente a nuestra clínica, y es la oportunidad de tener un futuro prometedor sin necesidad de levantarse a las 5:30 de la mañana para cruzar el lago.

Este crecimiento de 300 a 600 niños tampoco hubiera sido posible sin el apoyo de @fundacion nuria garcia. Gracias a su ayuda, hemos podido construir nuevas aulas, un dormitorio más, los columpios y sobre todo, la tranquilidad de saber que están ahí para lo que necesitemos. Millones de gracias.

Todo suma, todo vale, todo cuenta...